dijous, 17 de març de 2011

AMOR INICIÁTICO POR EL MANGA


Pensando y pensando si se entendería la idea de este blog o si era acertada, imaginaba a un autor dibujando algo inspirado en lo que para él significó Mazinger Z, Candy Candy, Musculman o Heidi. Y no sabía como hacer lo mismo. Y he visualizado esta foto de mi hijo que sigue siendo el salvapantallas de mi ordenador en Glénat. De esta foto hice un par de copias para mis amigos japoneses. Porque me encanta Chocomimi desde el primer momento en que lo ví, y, como comprenderán mi hijo también...
ya sé que es uno de los fracasos de ventas más sonados. Pero eso es otra historia...
Esta foto simboliza para mi los grandes momentos vividos gracias al contacto con el manga y con Japón en general.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada