dimecres, 30 de març de 2011

APORTACIÓN DE VERÓNICA CALAFELL


Siempre me ha impresionado la capacidad que tienen los japoneses para aceptar lo efímeras que son las cosas. Cuanto más efímeras, más preciosas. Supongo que cuando comprendes que nada es para siempre, has puesto la primera parte para la construcción de lo que viene.
Tenéis la admiración y cariño de todos.
¡Änimo!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada